Restos desconocidos de una megaciudad maya aparecen en la selva de Guatemala.

Investigadores de National Geographic y de varias universidades revelaron el tamaño real del gran imperio prehispánico. Arqueólogos han descubierto en Guatemala una red sin precedentes de 60.000 estructuras mayas antiguas como palacios y calzadas elevadas, que constatan el grado de desarrollo de esta civilización.

Arqueólogos han descubierto en Guatemala una red sin precedentes de 60.000 estructuras mayas antiguas como palacios y calzadas elevadas, que constatan el grado de desarrollo de esta civilización.

La investigación sobre esta megalópolis, realizada por el sistema LiDAR –pulsos de láser que miden la distancia desde el aire hasta un punto determinado en la superficie de la Tierra– cubrió una región de más de 1.200 kilómetros cuadradas de la Reserva de la Biosfera Maya del norte de Guatemala.

“Las imágenes LiDAR dejan en claro que toda esta región era un sistema de asentamientos cuya escala y densidad de población habían sido subestimadas”, dijo a National Geographic Thomas Garrison, un arqueólogo del Instituto Ithaca y explorador de ese medio que se especializa en aplicar tecnología como LiDAR.

LiDAR permitió a los arqueólogos borrar digitalmente la capa superiordel dosel de la jungla de las imágenes aéreas, esencialmente fotografiandolas. Sin el dosel, la enorme civilización precolombina se reveló por primera vez en siglos.

Lo que los investigadores vieron es una suposición sobre la vida precolombina. “Hemos tenido esta presunción occidental de que las civilizaciones complejas no pueden florecer en los trópicos, que los trópicos son donde mueren las civilizaciones”, dijo a National Geographic el arqueólogo de la Universidad de Tulane, Marcello Canuto.

“Pero con la nueva evidencia basada en LiDAR de América Central … ahora debemos considerar que las sociedades complejas se pueden haber formado en los trópicos y desde allí se abrieron paso hacia afuera”, añadió.

La cultura maya estaba en su apogeo desde aproximadamente 250 hasta el 900 de nuestra era, según el Centro de Investigación Mesoamericana. Durante esa época, conocida como el período Clásico Maya, esta civilización llegó a ser dos veces más grande que la Inglaterra medieval, y estuvo mucho más densamente poblada de lo que los investigadores anteriores habían sospechado, de acuerdo con National Geographic.