Piden precaución a los turistas que quieran viajar a Costa Rica

El asesinato de Carla Stefaniak, una ciudadana estadounidense y venezolana que estaba de vacaciones en Costa Rica, ha provocado inquietudes sobre viajar al que alguna vez fue considerado el destino más seguro en Centroamérica.

“No sé si ustedes saben el impacto que va a tener la muerte de Carlita, yo creo que va a llegar, este país depende del turismo. Señores del Gobierno, se les está yendo de las manos el control migratorio, el control de delincuencia”, indicó el padre de la mujer asesinada. 

El cuerpo de Stefaniak, de 36 años, fue residente del sur de Florida que desapareció a finales de noviembre, cuando se hospedaba en un complejo de apartamentos Le Mas, en San Antonio de Escazú, fue encontrado el día lunes. 

Un nicaragüense, Bismarck Espinoza Martinez, de 32 años, permanecerá en prisión preventiva, mientras se realizan más pruebas. El hombre trabajaba como guardia de seguridad en el apartamento de Airbnb en el que Stefaniak se hospedaba.

Costa Rica se había librado durante mucho tiempo de la violencia que azota a sus vecinos centroamericanos, pero el país ha visto un aumento de los homicidios en años recientes. Los crímenes en general también se han disparado.

“El crimen está aumentado en Costa Rica y los ciudadanos estadounidenses son víctimas habituales”, advierte el sitio web de la embajada de Estados Unidos en el país. “Se exhorta a los ciudadanos de Estados Unidos a ejercer un alto nivel de precaución y vigilancia debido al incremento de los niveles de violencia”.