Ortega sobre la ONU: “es un instrumento de muerte, terror, mentira, infamia…”

 

El gobierno de Nicaragua, comandado por Daniel Ortega, expulsó esta semana una misión de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos que estaba en ese país para constatar la condición de derechos humanos de su población.

Era una comitiva que se encontraba desde el pasado 26 de junio en esa nación y en los últimos días informó una serie de violaciones a los derechos humanos ocurridos desde la crisis en ese país cuatro meses atrás.

Actos desastrosos como asesinatos, desapariciones de ciudadanos, golpizas y encarcelamientos sin los debidos procesos y de manera dudosa destacan entre los hechos incluidos en el informe.

Guillermo Fernández Maldonado, coordinador de la Misión en Nicaragua para América Central del ACNUDH, dijo que con este informe, titulado “Violaciones de derechos humanos y abusos en el contexto de las protestas en Nicaragua”, no se quiere polarizar la situación, sino tener información en el ámbito nacional e internacional, de tal forma que se pueda tratar de contribuir a salir de la actual crisis.

El presidente Ortega rechazó la tarde de este miércoles el informe presentado por ACNUDH aduciendo que es un “instrumento de los poderosos que imponen su política de muerte”. Ortega, visiblemente enojado, resaltó que el medio millón de firmas que reunió con el “pueblo que exige justicia” serán entregadas a “los ciegos de los organismos de derechos humanos de Naciones Unidas”.

“Para ellos estas víctimas no existen. Si el torturado es sandinista no existe. Una comisión manejada ya sabemos por quiénes, por los poderosos, por los que se han adueñado de continentes enteros, por los que han cometido genocidios sobre pueblos enteros, esos son los dueños de esta comisión de derechos humanos de Naciones Unidas, que vienen a Nicaragua, porque los invitamos, y en sus informes, estos asesinados, estos torturados, no existen”, dijo un enfadado Ortega.

El mandatario sandinista expresó que para ACNUDH los “terroristas golpistas” son unos angelitos que no torturaron a nadie y que el mundo no les cree, pues se convierten en instrumentos de los poderosos.

“De los que imponen su política de muerte sobre los pueblos, son los mismos que convirtieron en esclavos a pueblos de continentes enteros… que los transportaron desde África para que trabajaran, son los mismos, los mismos colonialistas que han invadido y siguen invadiendo y destruyendo a pueblos enteros, estos organismos, el de Naciones Unidas en este caso, no es más que un instrumento de política de muerte, de terror, de mentira, de infamia, son infames y es bueno que los nicaragüenses los vayamos conociendo mejor”, reiteró, iracundo.

 

Dylan Gómez Chavarría 

NCR Noticias 

 

Información: confidencial.com.ni