lunes , enero 21 2019

Diario Extra publicará más fotos sangrientas y acusa a gobierno de limitar libertad de prensa

Como medio de comunicación, el Diario La Extra siempre ha sido destacado por la controversia de su contenido pero, algo que siempre ha molestado a muchos costarricenses, es su “amarillismo” y las fotografías sangrientas que comparten en su sección de sucesos.

Como medida para atacar esta problemática, múltiples ciudadanos, cansados de la situación, pusieron la denuncia ante la Oficina de Control de Propaganda, una dependencia del Ministerio de Gobernación y Policía, encargado de regular el contenido.

Luego de una revisión a dichas denuncias,   esta Oficina ha solicitado a Diario Extra que “se abstenga de publicar en sus portadas, imágenes de cuerpos -especialmente de mujeres- ensangrentados, mutilados y desnudos, principalmente si han sido víctimas de violencia sexual”, informan en el comunicado.

Este fue el comunicado emitido:

La Extra rechaza petición

No obstante, los administrativos del medio de comunicación han rechazado rotundamente la petición (no obligatoria) de la Oficina de Control de Propaganda, afirmando en que caen en una confusión de publicidad con contenido periodístico.

En una nota publicada en su propio medio, aseguran que “María Elvira Domínguez, presidenta de la SIP (Sociedad Interamericana de Prensa), envió una misiva a la directora de la Oficina de Control de Propaganda, Ana Rita Argüello, para externarle su preocupación, ya que no concibe que una agencia gubernamental no diferencie entre parámetros de publicidad y contenidos periodísticos”.

Medio acusa al gobierno e intenta justificar su intención

Para Diario Extra, “no es incumbencia del gobierno” el hecho de que publiquen fotos que puedan afectar susceptibilidades de ciertas personas por su crudo contenido y acusa al gobierno de limitar la libertad de prensa y expresión.

La gerente del medio, Iary Gómez, asegura que el tipo de fotografías que su empresa utiliza ayudan a los sistemas democráticos y lo justifica diciendo que “han sido fotografías crudas y crueles porque tristemente reflejan la crueldad y la realidad de una situación determinada que aqueja a la sociedad moderna”.