Medios internacionales señalan a Costa Rica como un destino peligroso para los turistas

El asesinato de la venezolana Carla Stefaniak en Costa Rica hace recordar otros casos similares de mujeres turistas que encontraron la muerte mientras vacacionaban en el país.

Trinidad Matus

El domingo 5 de agosto la mexicana Trinidad Matus, de 25 años, murió en un intento de asalto en playa Carmen, en Santa Teresa de Cóbano, Puntarenas. Ella y su amiga inglesa caminaban por la arena de la playa en horas de la madrugada, cuando dos hombres se acercaron a las turistas para robarles. Uno de ellos arrastró  a la británica hacia el mar con la intención de ahogarla, pero ella se defendió, forcejeó y escapó. El otro atacó a la mexicana y logro ahogarla.

Arantxa Gutiérrez López

Otra mujer turista de 31 años, de nombre Arantxa Gutiérrez López y ciudadana española, también encontró la muerte al visitar el país. Ella fue asesinada el sábado 4 de agosto en Tortuguero, Limón.

Arantxa llegó a Costa Rica con su esposo Miguel Ángel Escribano Ortega, tras planear durante años dicho viaje.

Gutiérrez salió a caminar por los alrededores del hotel en el que se hospedaba, pero no regresó. Horas después fue hallada con signos de estrangulación. La Policía Judicial detuvo como sospechoso de esta muerte a un sujeto de apellido Díaz, cuyo ADN fue hallado en el cadáver de la extranjera. 

Turismo en peligro

El incremento en los asesinatos a mujeres turistas, esta encendiendo las alarmas a nivel mundial. Costa Rica esta siendo noticia en los medios de comunicación más leídos del mundo, y se esta posicionando como un destino muy peligroso para los extranjeros, principalmente mujeres.