La Cafeína, ¿Un nutriente o una droga de abuso?

Todos algunas vez hemos consumido cafeína; el té, café y refrescos cola son las bebidas que mayor cantidad de cafeína contienen. Pero, ¿sabes que la cafeína es una droga mucho más potente de lo que imaginas? Aunque no lo creas, si consumes cafeína a diario, tras solo 24 horas sin cafeína en el cuerpo, ya empezarás a notar los síntomas de abstinencia

Dentro de los beneficios más destacados de la cafeína, se encuentran:

• Es una bebida baja en calorías.
• Contiene diversos minerales entre ellos calcio y potasio.
• Posee vitamina E, convirtiéndolo en un antioxidante natural.
• Facilita el proceso de memorización.
• Por su efecto vasoconstrictor, disminuye dolores de cabeza.
• Es un potente digestivo.
• Mejora el estado de ánimo
• Disminuye el apetito y contribuye a la pérdida de peso.

Aquellas personas que acostumbran a su cuerpo a una dosis diaria de cafeína, tienen cambios a largo plazo en su cerebro para adaptarse a esa situación.

El cambio más notable es que el cerebro comienza a crear más receptores de adenosina en el cerebro, a modo de equilibrio contra la constante ingesta de cafeína. También disminuye la cantidad de receptores de noradrenalina. Es por eso que las personas que beben cafeína a diario tienen una resistencia mayor con el paso del tiempo; y también el porqué del síndrome de abstinencia, ya que el cuerpo está acostumbrado a funcionar de una determinada manera, con una química cerebral alterada.

Eliana Raminfar experta en deporte y nutrición relató a NCR Noticias como el consumo de cafeína afectó su vida:

IG Eliana: Eliana_Fitness

“Mi caso en particular, desde los 15 años de edad consumo regularmente café, en medidas no dosificadas pero que para mí no tenían relevancia en aquel momento. Poco a poco con el transcurso del tiempo comencé a presentar diferentes anomalías, comencé a sufrir de ataques de ansiedad alrededor de 2 veces a la semana. Las noches de insomnio y de levantarme cada 3 horas eran cosa de todos los días, pasaba muy estresada incluso por situaciones que no lo ameritaban. Por ende, visité a un doctor, le comenté mi situación y me recomendó que lo que debía hacer era dejar el café”.

“Dentro de las razones por las cuales me indicaron que lo suspenda es debido a que la cafeína estresa las glándulas suprarrenales que son fundamentales en mantener los niveles de azúcar en sangre y el cortisol (hormona del estrés). La cafeína obliga al cuerpo a ir más allá de su estado saludable de energía, la cual roba constantemente de tus reservas, y deja vacío y sin recursos cuando en verdad la necesitas.”

El síndrome de abstinencia es real y más cuando es un tomador regular de café, existen personas más sensibles que otras pero que todos deben prestarle atención.

Entre los síntomas que se pueden destacar son los fuertes dolores de cabeza, dificultad para quedarse despierto, irritabilidad, estreñimiento, mareos, incluso ataque de pánico.

La cafeína no es indispensable para la vida y es adictiva a nivel fisiológico y emocional, no esta mal consumirla de la manera moderada.