Gerardo Mairena, condenado a 216 años de prisión por asesinar a 5 jóvenes universitarios.

Gerardo Alonso Ríos Mairena, de 33 años, fue encontrado culpable por la masacre de cinco estudiantes universitarios el pasado 19 de enero del 2017 en Liberia.

Por cada crimen se le impuso una pena de 35 años y otros 35 por un intento de homicidio y una de seis años por una violación para un total de 216 años de cárcel.

El hombre es responsable por el crimen de los jóvenes, que ocurrió en el barrio La Victoria de esta ciudad guanacasteca.

La lectura del por tanto se realizó en una sala llena de familiares de las víctimas y en medio de un fuerte operativo policial por parte de Adaptación Social, Poder Judicial y Fuerza Pública.

La semana pasada, la Fiscalía había solicitado una pena de 215 años de prisión contra Ríos Mairena por homicidio calificado y violación, aunque la pena máxima en Costa Rica es de 50 años.

Por su parte, la defensa siempre apeló a la inocencia del ahora condenado, quien el viernes pasado expresó brevemente que era inocente y que nunca estuvo en el lugar del asesinato.

El viernes pasado, los familiares de los cinco jóvenes exigieron justicia y la pena máxima contra Ríos Mairena.

El juez a cargo del caso ofreció a los padres de las víctimas ponerse de pie para dirigirse por última vez al estrado antes de que se dicte la sentencia.

“Esto no es una orden ni una petición, sencillamente es un ofrecimiento de la Corte hacia aquellos de ustedes que así lo deseen”, dijo el juez.

En primero en tomar la palabra fue el padre biológico de Joseph Briones, quien pidió “justicia en nombre de todos”.

“Lo que puedo decir es que para todos los familiares han sido momentos duros, desde el inicio hasta este final al que estamos llegando. En nombre de todos lo que uno espera al final es que la ley haga justicia, que se castigue al culpable que privó la vida de los seres queridos.

“Sabemos que estos no van a volver, es una pérdida irremediable, entonces lo único que pide uno es que se haga justicia, eso es lo que les pedimos encarecidamente”, aseguró.

La madre de Briones, entre tanto, solicitó la pena máxima contra Ríos Mairena.

“Quiero que se haga justicia con nuestros hijos, nuestros estudiantes, que esto que pasó no se quede así, pido la pena máxima”, aseguró.

También se pronunció la madre de Ariel Vargas, quien recordó el “gran vacío” que dejó la partida de estos jóvenes.

“Lo único que pido es justicia por la muerte de todos los chiquillos, porque les truncaron sus sueños a ellos y nos dejaron un gran vacío a nosotros, entonces en nombre de todos lo que pedimos es justicia”, dijo.

El padre de la única sobreviviente de la matanza aseguró que para todos ha sido un año muy duro y dijo esperar que el desenlace fuera el justo.

“Lo que pido es que se haga justicia, así como estamos hoy sufriendo viendo la persona aquí que nos hizo mucho daño queremos que nos ayuden con una pena justa, porque ha sido muy duro”, finalizó.

 

Fuente: Teletica