EEUU, Francia y Reino Unido bombardean a Siria

Este viernes, el presidente de EE.UU., Donald Trump, ha anunciado su decisión de atacar territorio sirio en el marco de una operación conjunta con Francia y el Reino Unido.

“Ordené a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos realizar ataques de alta precisión contra los objetos relacionados con el potencial de las armas químicas del dictador sirio Bashar al Assad”, ha declarado el presidente Tremp ante los periodistas.

“En estos momentos, ya está en marcha una operación conjunta con las Fuerzas Armadas de Francia y del Reino Unido”, precisó. Asimismo, Trump ha asegurado que la respuesta militar de EE.UU. a Siria será “de larga duración”, si las autoridades del país “no dejan de usar armas químicas”.

El presidente de EE.UU. explicó que la operación conjunta militar contra Siria es una consecuencia de la incapacidad de Rusia de frenar el uso de armas químicas por Al Assad.

De este modo, el presunto ataque químico que habría tenido lugar el 7 de abril en la urbe siria de Duma (Guta Oriental), del cual Occidente acusa, sin tener ninguna prueba, al Gobierno de Bashar al Assad, se ha convertido en el pretexto para atacar al Estado sirio.

Rusia asegura que el incidente en la localidad siria fue un montaje y tiene “datos irrefutables” que lo confirman, según afirmó este viernes el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

Aliados de Washington

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, autorizó la participación de las Fuerzas Armadas británicas en la operación contra Siria.

“Esta noche he autorizado a las fuerzas armadas británicas a realizar ataques coordinados y selectivos para degradar la capacidad de armas químicas del régimen sirio y disuadir su uso”, dice May en un comunicado.

Las autoridades francesas también han confirmado su participación en la operación militar conjunta contra el Estado sirio. Además, la Presidencia de Francia publicó en su cuenta en Twitter, imágenes de los aviones que participaron en el ataque a Siria.

Fuertes detonaciones

Fuertes explosiones se han registrado cerca de Damasco, luego de que el presidente Trump diera la orden de bombardear Siria. Medios informan de que se observan columnas de humo muy cerca de la capital siria.

En las redes sociales se han difundido las primeras imágenes del bombardeo lanzado este sábado por EE.UU. contra Siria. En las imágenes se aprecian los sistemas de defensa aérea sirios en Damasco, que se activaron en medio de los ataques aéreos estadounidenses.

EE.UU., en el marco de su ofensiva contra Siria, está utilizando los misiles de crucero Tomahawk que dispara contra múltiples blancos en el suelo sirio, informa Reuters con referencia a fuentes en la Administración Trump.

Asimismo, medios estadounidenses informaron, citando a los oficiales de Defensa de EE.UU., que para el ataque contra Siria sirio han sido movilizado barcos y aeronaves estadounidenses.

Por su parte, el secretario de Defensa de EE.UU., James Mattis, declaró que en el ataque reciente a Siria, Washington usó “casi el doble de misiles que el año pasado”. En la ofensiva de abril del año pasado, EE.UU. atacó al territorio sirio con 59 misiles, lo que supone que esta vez superan los 100.

Repeler los ataques

Los sistemas antimisiles del Ejército sirio han empezado a repeler los ataques de EE.UU. y sus aliados. La agencia de noticias SANA indica que 13 misiles estadounidenses han sido derribados durante la noche de este sábado (hora local).

Este 12 de abril, Trump publicó un tuit en el que advirtió a Rusia que se preparara para un ataque estadounidense contra Siria con misiles “bonitos, nuevos e inteligentes”. No obstante, no precisó entonces, cuándo sería el ataque.
EE.UU., Francia y el Reino Unido responsabilizan a Bashar al Assad por el supuesto ataque químico en la localidad siria de Duma, que habría tenido lugar el 7 de abril, sin tener pruebas contundentes.
El Gobierno sirio niega vehementemente haber realizado ese ataque.
Damasco, en virtud del acuerdo sobre la destrucción de sus armas químicas, suscrito en 2013, procedió a registrar todo su arsenal de ese tipo, que fue llevado fuera del territorio sirio.
En enero de 2016, la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) –que recibió por ello el Premio Nobel de la Paz– anunció que el arsenal químico de Siria había sido completamente eliminado.
El representante permanente de Rusia ante la ONU, Vasili Nebenzia, subrayó que no está confirmado que en Duma se emplearan sustancias químicas prohibidas.
Los especialistas rusos de protección biológica, radiológica y química tomaron muestras de suelo en Duma, cuales no indicaron la presencia de ningún compuesto nervioso ni de cloro.
Rusia aboga por una investigación de las circunstancias del incidente, que habría tenido lugar en Duma el pasado 7 de abril, y ha instado a la OPAQ compartir lo antes posible los resultados de su trabajo en el lugar de los hechos.
El jefe del Pentágono, James Mattis, reconoció que EE.UU. no tiene pruebas del uso de cloro o sarín en el presunto ataque del 7 de abril en la localidad siria de Duma. Según Mattis, la única prueba del Pentágono de que este incidente tuvo lugar provino de informes de medios.