Cuatro días de protestas y enfrentamientos dejan más de 30 muertos en Nicaragua

Las protestas contra el gobierno de Daniel Ortega se recrudecieron este sábado en todo Nicaragua, aumentando a más de 30 personas la cifra de muertos por los enfrentamientos entre policías y civiles, principalmente jóvenes y estudiantes universitarios que rechazan las reformas del Seguro Social, que incluye el incremento de la cuota patronal y laboral y la cotización del cinco por ciento para los jubilados.

Uno de los muertos es el periodista de Bluefields (Caribe Sur del país) Ángel Eduardo Gahona, director del noticiero local El Meridiano. Gahona fue alcanzado por las balas de un policía antidisturbio, según se observa en un video difundido.

El periodista se encontraba en la cobertura de un operativo de la Policía para detener a jóvenes que querían derribar un rótulo de la pareja presidencial, ubicado frente al complejo judicial de la ciudad, relató Ileana Lacayo Ortiz, organizadora de la protesta contra las reformas del INSS en Bluefields.

Lacayo negó que Gahona fuese corresponsal contratado por Canal 6, como estaban informando los medios oficialistas, que acusan a la “derecha” de su muerte.

En Managua

En Managua, el foco de los enfrentamientos entre estudiantes y policías estuvo concentrado en la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli), donde se juntaron estudiantes de diferentes universidades en el cuarto día de resistencia a la represión policial.

Los estudiantes de la Upoli recibieron el apoyo de los pobladores que viven en los barrios aledaños al recinto universitario, pero también la resistencia ciudadana a la represión policial se extendió desde el mercado Iván Montenegro, ubicado tres kilómetros al sureste de la Upoli, hasta los semáforos de Villa Miguel Gutiérrez, ubicado a más de un kilómetro al norte de esa universidad.

En la Upoli prevaleció un ambiente tenso durante horas de la mañana. A pesar de que la Policía mantuvo rodeado el perímetro del lugar, la población continuó llevando medicinas y alimentos a los manifestantes que permanecían en la zona, como parte de su apoyo a las protestas.

Durante algunos momentos hubo enfrentamientos con las fuerzas antidisturbios, pero estos fueron de corta duración por la mañana.

Discurso de Ortega

El detonante para que la violencia se recrudeciera por la tarde y más gente se sumara a las protestas, fue el discurso del mediodía del presidente designado por el poder electoral Daniel Ortega, quien describió a los universitarios como manipulados por la derecha y que tienen poco conocimiento de la historia.

Después de esto, los manifestantes decidieron salir del perímetro de la Upoli a enfrentarse con la Policía. Primero avanzaron hasta la Villa Rafaela Herrera, donde levantaron barricadas para cubrirse de las bombas de gas y balas que les disparaban las fuerzas antidisturbios.

Los jóvenes respondieron al ataque con piedras y morteros, lo que les permitió avanzar paulatinamente hasta los semáforos de la colonia Miguel Gutiérrez. Fue en este lugar que se desató un enfrentamiento que duró varias horas.

Ciudadanía pierde el miedo

Mientras esto pasaba en la Upoli, centenares de ciudadanos se concentraron en la rotonda Centroamérica de Managua después del discurso de Ortega. En señal de protesta sonaron caserolas.

También, a pesar de que el uso de drones está prohibido, cerca de las 5:00 p.m. uno sobrevoló a los manifestantes que con el paso de los minutos aumentaba significativamente.

Luego un grupo de jóvenes y adultos se reunieron en la rotonda Jean Paul Genie y derribaron uno de los llamados “árboles de la vida” con sierras eléctricas y mazos.

En otros departamentos se reportaron enfrentamientos sostenidos entre civiles y policías.

En León

En León se reportaron más de 100 detenidos, entre ellos el periodista Salomón Manzanares.

Por la tarde hubo saqueos al mercadito de Sutiaba. De igual manera, en diferentes puntos de León, manifestantes se enfrentaron con sandinistas y policías.

Fuente: LaPrensa