¡Adiós a las modelos de la Fórmula 1!

La imagen de una azafata en la pista de una carrera de Fórmula 1 no se volverá a ver a partir de este 2018.

Así lo determinó la nueva administración de la enorme compañía, Liberty Media, bajo el mando de Chase Carey, quienes dicen no deberse a un tema sexista y más bien lo aducen a lo económico y a darle “una imagen más moderna” a la empresa.

Se especula que las grandes empresas que lucían su publicidad en estas modelos temían una campaña en su contra debido al movimiento feminista de los últimos años que podían ver a las modelos como objetos sexuales usados por estas compañías para darse a conocer y aumentar sus ventas.

La imagen de esas chicas ya no volverá a la F-1. “Durante el último año, hemos observado varias áreas que sentimos que necesitaban actualizarse para estar más de acuerdo con nuestra visión para este gran deporte”, señala Sean Bratches, director general de operaciones comerciales de la F1. “A pesar de que la práctica de emplear a azafatas de parrilla ha sido esencial durante décadas, sentimos que esta costumbre no cuadra con nuestros valores de marca y claramente no concuerda con las normas de la sociedad moderna. No creemos que esta práctica sea apropiada o relevante para la F1 y sus fans, antiguos y nuevos, en todo el mundo”, concluye Bratches.

Esta práctica remonta sus inicios a 1976 donde la japonesa Rosa Ogawa aparecía como acompañante en una carrera acompañando a su novio pero la organización de Fórmula 1 vio esto como una gran oportunidad de mercadeo.

El uso de estas modelos ha traído serias controversias a lo largo de los años además de que no solo se presenta en este deporte pues también se puede apreciar en el motociclismo, fútbol y ciclismo.

Aparentemente las modelos o azafatas serían reemplazadas por niños.