Tribunal Europeo indica que la convención no obliga a los países a permitir el matrimonio entre parejas del mismo sexo.

En relación con la consulta que elevó el Gobierno de Costa Rica a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, liderada por la Vicepresidenta Ana Elena Chacón, y en el punto específico del matrimonio entre parejas del mismo sexo, el Tribunal Europeo analizó dos demandas que se le presentaron, una en Grecia en el 2013 y otra en Italia 2015, y en ambas resoluciones dictaminó que el matrimonio solo puede darse entre parejas Heterosexuales, además llega a la conclusión de que la convención no obliga a los estados a permitir esta figura.

El documento fue consultado directamente, por la “Solicitud de Opinión Consultativa N.24” de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en una de sus conclusiones establece:

“Por otra parte, y específicamente sobre la institución del matrimonio, la jurisprudencia del
Tribunal Europeo ha mantenido una posición reiterada –hasta la actualidad- sobre el alcance interpretativo que puede dársele al Convenio sobre este tema. Así, inicialmente el Tribunal se pronunció indicando que la prohibición para las parejas del mismo sexo no es violatoria de la Convención Europea. En el año 2010, el Tribunal emitió su decisión en el caso Schalk and Kopf vs. Austria161, que se relaciona con una pareja del mismo sexo con una convivencia estable que solicitaron a las autoridades su autorización para contraer matrimonio, la cual fue negada sobre la base de que el matrimonio sólo podía ser contraído por personas de sexos opuestos. Si bien en este caso, el Tribunal Europeo amplió la noción de vida familiar al vínculo entre parejas del mismo sexo, indicó que la Convención no obligaba a los Estados a permitir el matrimonio a las parejas del mismo sexo. En opinión del Tribunal Europeo, las autoridades nacionales están mejor posicionadas para enfrentar y responder a las necesidades de la sociedad en este campo, dado que el matrimonio tiene profundas raíces y connotaciones sociales que difieren significativamente de una sociedad a otra. En este punto el Tribunal Europeo otorgó importancia a la inexistencia de un consenso regional en la materia”.

El tema sin duda alguna deberá ser analizado a fondo por las autoridades Costarricenses.